Todos los consejos para convivir

Cuando viajas y estudias, es muy probable que tendrás que convivir con otras personas. En Irlanda, una práctica común es compartir habitación con otros estudiantes en la misma condición, o alquilar una habitación a alguna familia. Sin embargo, si te preocupa la convivencia simplemente sigue todos estos consejos para convivir y ¡a disfrutar de la estadía!

7 consejos para convivir con otras personas en Irlanda

Mézclate con los locales

Cuando vas a vivir, estudiar y trabajar a otro país, lo más importante es lograr tener una buena experiencia. Para hacerlo, tienes que mezclarte con los locales y adquirir sus mismas costumbres. Con la experiencia y el paso del tiempo, lograrás tener una mayor fluidez en el idioma e incluso aprenderás cosas que no aun no sabes.

Ten una mente positiva

Cuando convives con otras personas, tienes que tener en cuenta que no todos logran acostumbrarse a la presencia de otras personas en su casa, o en caso de que tengas un compañero de cuarto, no a todos les resulta fácil estar lejos de sus familias. Por eso, debes mantener una mentalidad positiva, ya que esto se contagia y mejora la convivencia.

Distribuyan las tareas hogareñas

Otro de los consejos para convivir más importantes es la distribución equitativa de las tareas hogareñas. Por eso, desde el primer momento plantea una distribución equitativa y rotativa de las tareas hogareñas. Plantea quién botará la basura, quién cocinará y a qué hora, quién lavará la ropa, quién limpiará los baños, etc. También es importante tener una conversación sobre las visitas y a qué hora y cuánto tiempo podrán ir.

La honestidad es lo más importante

La honestidad en la convivencia es un tema muy importante. Por eso, antes de pactar un alquiler o de cualquier cosa, plantea cómo eres, tus gustos, lo que te molesta y tus defectos. No olvides ninguna cosa y así evitarás frase del estilo “no me dijiste que acostumbrabas a irte sin avisar el fin de semana”.

Plantéate cómo resolverás posibles problemas de convivencia

Como en cualquier convivencia, las discusiones pueden surgir. Sin embargo, ya no estás en la casa de tus padres y no hay lugar para caprichos e inmadurez. Tendrás que plantearte cómo resolverás las posibles discusiones que surjan anteponiendo tus caprichos y, muchas veces, las costumbres que tienes desde hace años.

Mantén la mente abierta

Si tienes ciertos prejuicios, es momento de sacártelos. En Irlanda, la homosexualidad, por ejemplo, es algo muy común y las parejas están a la par de las heterosexuales. Por eso, si tienes un compañero de cuarto con una pareja de su mismo sexo, que no te sorprenda que lo invite a dormir. Esto es solo un ejemplo, por lo que tendrás que mantener la mente abierta con muchos temas como este.

Sé flexible

Otro de los más importantes consejos Tu flexibilidad será el 80% de la convivencia. Por eso, cuando comiences a convivir, tendrás que ser flexible en varios niveles: Tienes que saber que las culturas son muy diferentes, las costumbres también, y hasta la comida. Por eso, tendrás que tener una gran flexibilidad con tus compañeros de convivencia, con el país, y hasta contigo mismo. Para lograrlo, simplemente tienes que ser educado, amable y estar abierto a nuevas experiencias.

Ya sabes, como dice el dicho, “Dejar ser, dejar hacer”. Mantén tu nivel de entendimiento al máximo, relájate, no dejes que nada te moleste, ¡y verás cómo te la pasas muy muy  bien!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *