Siempre a contra-corriente: los enchufes en Irlanda

Si no quieres quedar incomunicado a lo que llegues al Aeropuerto de Dublín, entonces deberías ir pensando en adquirir un adaptador para poder cargar la batería de tu teléfono; los enchufes en Irlanda son diferentes, al igual que en otros países europeos como el Reino Unido, Malta o Chipre.

¿Cómo son los enchufes en Irlanda?

Los enchufes en Irlanda comprenden el modelo G, a diferencia de otros países en donde los modelos son C y F. Estos enchufes irlandeses están compuestos por tres clavijas con forma rectangular, dos de ellas alineadas para hacer la fase y el neutro, y la tercera de ellas está ubicada en el centro para dar la toma de tierra y así evitar que los usuarios experimenten descargas de electricidad durante el uso de estos enchufes.

Los toma corrientes por supuesto que también van a ser distintos, pues en este caso, tienen evidentemente la forma señalada pero con un interruptor al lado para cortar la corriente cuando el usuario lo requiera. Este sistema es realmente útil para hacer del proceso del ahorro de energía mucho más fácil y eficaz, ya que solo hay que apagar un interruptor como a la hora de apagar la luz.

Las personas suelen cometer el error de confundir estos enchufes en Irlanda con los de tipo norteamericanos, esto pasa con frecuencia y las consecuencias evidentemente son molestas, pues los enchufes norteamericanos son de tipo A y B para 110V y en Irlanda es de 230V, así que hay que tener mucho cuidado con esto porque no solo podrás dañar tus cosas sino también pasar un muy mal rato.

Los adaptadores son elementales

Si quieres seguir utilizando tus aparatos y demás dispositivos en Irlanda será mejor que compres un adaptador en cuanto llegues al aeropuerto o mucho mejor antes de partir en tu viaje. La empresa que recomendamos es Easy Adaptors www.easyadaptors.com que tienen maquinas expendedoras de adaptadores en casi todos los hoteles de Irlanda. Aunque si piensas que la betería de tu teléfono es resistente y puede durarte hasta llegar a Irlanda entonces puedes adquirir uno de estos adaptadores en cualquiera de las tiendas del aeropuerto con precios alrededor de los 4 a 8 euros.

Por lo general, si no quieres tomarte el riesgo de viajar sin adaptador, puedes dirigirte a cualquier ferretería de tu ciudad y preguntar por los adaptadores de tipo G que son los de Irlanda, y de esta manera podrás evitarte problemas y hacer de tu viaje mucho más cómodo y relajado.

¿Y los electrodomésticos?

A menos que pienses en llevar tu lavadora o nevera en el avión, lo cual sería realmente costoso, no necesitarás preocuparte por la toma de corriente para los electrodomésticos, ya que como en cualquier otro país todas las cosas están adaptadas al entorno en donde se desenvuelve el día a día, en ocasiones podrás conseguir ordenadores y otros dispositivos móviles que vengan con adaptadores incluidos debido a la toma de corriente en Irlanda, sin embargo, en caso de que no sea así y necesites uno, no debes preocuparte porque son realmente accesibles.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *